Estás considerando contratar un fotógrafo. Llamas a pedir información, y Plop! tal cual Condorito te fuiste para atrás. Lo más probable es que hasta ese punto no te habías planteado cuanto costaba la fotografía profesional, o tal vez, antes habías tratado con fotógrafos que ofrecían precios más bajos.

Ahora, te vez ante la pregunta: ¿Realmente vale la pena pagar tanto por un fotógrafo profesional?


La respuesta corta es si. El contratar a un profesional tiene múltiples beneficios, desde el hecho que tú podrás aparecer en las fotos en vez de tomarlas, hasta que podrás recibir un producto terminado sin mover un dedo. Pero todo esto tiene un precio y antes de pagarlo hay ciertos pasos que puedes tomar para que sea una inversión en vez de una pérdida de dinero.



8 Pasos a seguir para que el fotógrafo que que vas a contratar sea una inversión:



3.-Este punto es el más importante de todos: ama las fotos que toma. El pensar en tener imágenes así debería darte maripositas. Hoy en día todos los fotógrafos tiene una página web donde puedes ver su mejor trabajo y redes sociales donde ponen lo que han producido recientemente. Aún cuando te han recomendado a un fotógrafo, lo mejor que puedes hacer es estudiar su trabajo antes de contratarlo. Recuerda, solo tú sabes que es lo que te gusta.


4.- Puede ofrecerte lo que necesitas con una perspectiva única. En vez realizar las mismas fotos que ves en redes de otras personas, o peor aún, proporcionarle una lista de imágenes que quieres. Dale libertad creativa y confía en su capacidad de realizar algo único y hermoso para ti. Siempre informarle si hay algo especial que te gustaría incluir sin darle un ejemplo exacto que hayas encontrado en internet.



5.- Comunicarte no debe ser un problema. Lo último que necesitas es estar persiguiendo a alguien que quieres contratar. Un profesional debe poder darte la información que necesitas sobre sus servicios. La mayoría de problemas de insatisfacción usualmente ocurren por una mala comunicación entre fotógrafo y cliente. Si estás teniendo problemas para obtener respuestas puede que no sea la mejor opción.


6.- Debe agradarte como persona. Seamos honestos, si no te cae bien desde el comienzo no hay forma de que te haga sentir relajada. El estar frente a una cámara puede poner ansiosas a algunas personas y el que el profesional que contrates sea agradable puede hacer toda la diferencia del mundo.



8.- Precio. Así es, este es el último factor a considerar como ya habíamos dicho antes. Digamos que encontraste un fotógrafo que cumple para ti todos los puntos anteriores pero tal vez no es el precio que tenías en mente. ¿Cuáles son tus opciones? Bueno, siempre puedes conversar sobre opciones de paquetes y formas de pago para planear tu sesión. Lo que sí te aseguro es que es algo de lo que no te arrepentirás una vez que veas tus fotos y las ames con locura.


Escoger el fotógrafo perfecto para ti puede ser confuso. Espero que estos pasos te ayuden a que hacerlo se vuelva algo valioso en tu vida. Es muy importante preservar tus memorias en fotos y poderlas valorar para siempre.


¿Quiéres saber más sobre cómo organizar tu sesión?



¿Desperté tu curiosidad? Escríbeme y hablemos de tu historia.