El otro día antes de salir para un trabajo, conversaba con mi hija de 6 años. Yo me estaba poniendo un poco ansiosa, a veces me ocurre antes de algunos eventos, ella lo notó y yo le expliqué. A lo cual ella me respondió: “mira mamá, si la gente no sabe posar, y por eso salen mal en las fotos, eso no es culpa tuya”. Tengo que admitir que me hizo reír.



Si buscas el significado de retrato, lo que encontrarás es que es la representación de una persona, de su apariencia, personalidad y hasta humor. Básicamente, lo que te hace quien eres.



El crear un retrato de una persona requiere conexión y confianza entre el fotógrafo y el cliente.


Un retrato es mucho mas que la foto de una persona, es el arte de representar su historia en un solo momento, de revelar algo escondido.



Poniendo el enfoque en emociones en vez de accesorios, se puede crear una imagen más fuerte y auténtica. La luz, ropa y lugar juegan un papel en lo que esta comunica, pero no son lo más importante en la foto.


El reconocido fotógrafo de retratos Steve McCurry escribió lo siguiente en su blog sobre qué hace un buen retrato:


"Los retratos revelan un deseo de conexión humana; un deseo tan fuerte que las personas que saben que nunca más me verán se abren a la cámara, todo con la esperanza de que en el otro extremo alguien estará mirando, alguien que se reirá o sufrirá con ellos”

No sería liberador permitir que alguien nos vea tal como somos en nuestro interior, y que además de no juzgarnos va a reconocer algo en nosotros y va a plasmarlo para que todos lo puedan ver.



Yo puedo darte esta experiencia; el ser quien eres, solo tú, con tú familia o el amor de tu vida. De cualquier forma que seas tú.


Cuando estés listo, escríbeme, y hagamos retratos que le muestren quien eres en verdad



¿Desperté tu curiosidad?
Escríbeme y hablemos sobre tus historias.